xoves, 21 de xullo de 2011

Presentamos a equipación 2011/2012

O Club Atlético Sobrado Xuventude ten o gusto de presentar en sociedade a nova equipación para a vindeira tempada. Joma será a firma encargada de vestir ó primeiro equipo do C.A.S.X. Unha equipación que presenta variacións con respecto a outras que vestiu o noso clube, cambiase o antigo pantalón negro polo marelo que ademáis levará número e tamen a cor da vestimenta non é tan apagada coma as anteriores senón que é un amarillo máis vivo. Cafetería Ramiro na parte dianteira, Panadería Vázquez na parte traseira e Concello de Sobrado nunha das mangas son os patrocinadores desta nova equipación. Un dos capitáns do equipo, Ángel Espido "Chino" foi o encargado de facer de modelo para a ocasión.

Agardemos que estas novas prendas nos logren acadar as metas máis altas.

3 comentarios:

José Antonio dixo...

http://www.youtube.com/watch?v=reuhRjgB6xg&feature=related

Bonito y relajante el logo delantero de la cafetería Ramiro.

El amarillo simboliza la luz del sol. Representa la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía. La combinación amarillo y negro es usada para resaltar avisos o reclamos de atención (¡atención al Atl. Sobrado!).
El amarillo puro y brillante sugiere el efecto de entrar en calor, provoca alegría (4 ó 5 goles por partido), estimula la actividad mental (goles de falta directa, bicicletas, triangulaciones,...) y genera energía muscular.

YES, WE CASX.

Marca, edición Sobrado dixo...

Ayer, sin segundo entrenador, sin capi y sin modelo, impresionante partido del CASX que con un planteamiento 4-2-3-1 muy serio se impuso 1-2 al Abellá.
Tarde muy agradable, con poco público a las 19:00 y cada vez más cuanto más avanzaban las agujas del reloj. Bonita la indumentaria del CASX y muy buena la visualización de los sponsor tanto delantero como trasero, cafetería Ramiro y panadería Vázquez son fáciles de ver aún a cierta distancia.
La anécdota: El CASX duda y tarda varios segundos en salir del túnel de vestuarios. Nadie cruzaba la puerta. Se oía decir, "eh, yo no salgo, que salga de primero el capitán", otro respondía "sal que no hay capitán". Y efectivamente, va a emprezar el partido y nadie va saludar en el centro del campo. Cada equipo en un campo, nadie dentro del círculo central, alguien del Abellá indica "Veña, sacade vos" y comienza el partido.
Un minuto antes los entrenadores pactan las reglas, por un lado Antonio el exportero del Poulo y por otro Hassan (juran que el árbitro le saludó con un Salaam Aleykum): reglamento de fútbol 11 y cambios como en fútbol 7, es decir, sin avisar y sin parar el juego entraban continuamente los jugadores que iban al banquillo y volvían a entrar a jugar. Así sólo el portero, jugó 45´ uno y la segunda parte el otro. Los otros cinco del banquillo alternaban el juego con el descanso.
Al At. Sobrado parecía que le iban a arrollar en los primeros minutos, ya que era ataque continuo del Abellá, presión constante en el medio campo, pero cuando aún no iban transcurridos 10´ de partido una jugada por la banda izquierda a tan sólo un metro de la línea de fondo y a dos metros de la esquina de córner, el dorsal 11 se sacó del suelo un trallazo que entró por la escuadra opuesta de la portería. Tremendo. Unos minutos más tarde, David, avanzados tres o cuatro metros del círculo central, frente a la portería se larga otro trallazo que entra ahora por la otra escuadra. 0-2 y a descansar.
Comienza la segunda parte y el Abellá mete la 5ª, corren más, juegan más al límite, pero sin frutos ya que si bien parecía que el At. Sobrado había bajado el fuelle lo cierto es que estaban bien posicionados, empezando por la defensa con un concelleiro que se ve bien a qué siglas pertenece, como si de un total control presupuestario o una eficacia y austeridad en la gestión del gasto público se tratase, sin complicarse hizo de dueño y señor del centro de la defensa acompañado de un espléndido Iván, soberano del espacio aéreo, cada vez más maduro, aunque le sobran películas de fantasmas porque esos "uhuhuh" que suelta a las delanteras contrarias son innecesarios y hasta peligrosos. Por delante de ellos, ¡muy bien!, un chaval muy moreno, un poco más y ya parecería Mauro Silva, ese trabajo oscuro que hacía que no llegasen arriba el Abellá con frescura. ¿Y los laterales? Como la canción de Ricky Martin, por arriba y por abajo. Sergio Ramos y Capdevila. El resto estaban en el centro del campo, quedando arriba David y sustituyéndole, Mario, que tenían que bailar con sus rocosos centrales.
En resumen: Genial.

Víctor Cabanas dixo...

JA, JA, JA, QUE GRANDE ERES!